miércoles, 9 de julio de 2008

MECANISMO DE PARTICIPACIÓN -I


En el Primer artículo de este blog: titulado "Los Cristianos estamos llamado a promover el cambio social", se hace una reflexión sobre lo que significa e implica el ejercicio de la ciudadanía. Dando continuidad a este tema, nos vamos a referir a los Mecanismos de Participación, este tema estará desglosado en varios artículos debido a que tenemos muchos mecanismos de participación en la Sociedad Venezolana, como también muchos espacios de incidencia que nos permiten contribuir en la Construcción de la Civilización del Amor.
Recordemos un poco que significa ejercer la ciudadanía: Compromiso, hacer aportes profundos en la toma de decisiones que nos conlleven a la transformación social del país. Desde este punto de vista tenemos diferentes formas de participación y con un marco legal que nos avala y nos compromete mucho mas. En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Art. 62 nos convoca a la participación y aún más nos autoriza a la formación, ejecución y control de la gestión pública como el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual y colectivo. Y allí encontramos un primer mecanismo de participación "LA CONTRALORIA SOCIAL", la cual se define como la máxima expresión de la democracia participativa, con la cual las comunidades ejercen acciones de control, vigilancia y evaluación para lograr el cumplimiento de los objetivos de los programas sociales, fomentando así, la responsabilidad ciudadana en la construcción del poder político y evitando que los recursos se desvíen hacia intereses ajenos al pueblo.” Todos los cristianos católicos o no, también estamos convocados a participar dentro de estos mecanismos de participación y con documentos que nos avalan, en este escrito vamos a mencionar el Doc. 3 del Concilio Plenario de Venezuela. "La contribución de la iglesia para la gestación de una nueva sociedad", donde se nos habla de la Nueva Evangelización. El cual nos llama a formar parte de la misión de la iglesia, a dar aportes especificos a la gestación de un nuevo orden económico, social, político y cultural, donde la iglesia se compromete a ayudar a construir y consolidar la democracia, promoviendo la participación y organización ciudadana, así como a fortalecer la sociedad civil, para generar una mayor participación libre y consciente en las opciones políticas, sindicales, grupales, vecinales, a fin de que las personas sean sujetos sociales autogestionario de su desarrollo, es decir Desarollo Social Sostenible.
En algunas ocasiones, los términos de participación y Contraloría Social generan mucho miedo, apatía y desánimo. El miedo es consecuencia del desconocimiento y muchas veces se convierte en la raíz de la esclavitud. El Miedo no es una condición social. La fe se basa en el amor de Cristo verdadero. Juan Pablo II decía: "No tengaís miedo", no están solos. Recordemos que contamos con la Santísima Trinidad. Pero, continuando con el tema tenemos otro Mecanismo de participación y este es el voto, Art. 63 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, todos/as absolutamente todos/as estamos llamados a VOTAR, en las elecciones presidenciales, municipales, vecinales, referendúm, etc... esta también es una forma de participación y de ciudadanía. Si no participamos en las elecciones, no tenemos derechos a reclamar o criticar posturas políticas, ni las acciones que se ejecuten por decisión de unos pocos. La única manera de promover e incidir en el Cambio es participando. La democracia protagónica es la base de nuestro Estado de derecho, la cual se profundiza únicamente mediante la participación y el protagonismo permanente, ético, con valores cristianos y responsable de la ciudadanía.
Quiero finalizar esta primera parte del Artículo, haciendo un llamado ejercer cada día mas la ciudadanía, como cristianos católicos comprometidos por el bien común, por la construcción de una sociedad mas digna, justa, solidaria y humana. Jesús en su primera venida al mundo, nos dijo: "Vayan por el mundo a proclamar el evangelio". (Mc. 16, 15-18). Nosotros los cristianos católicos debemos anunciar y denunciar. Esto también nos toca. Hermanos, trabajemos cada día mas por lograr incidir en los cambios sociales, por la construcción de la Paz, recordando que la Paz es fruto de la Justicia. (Salmo 85). Nos vemos en la segunda parte del artículo.
Publicar un comentario